Posted on: 14 mayo, 2020 Posted by: biofibra Comments: 0

Las ventajas de su uso para la población en general:

Para la población en general en, nuestro criterio y por fuentes consultadas del ámbito epidemiológico, es más aconsejable el uso de mascarillas higiénicas, aunque obviamente es una decisión personal de cada consumidor. Las razones de forma sintética son:


1) Las higiénicas son más cómodas y producen menos dificultad respiratoria

2) Las higiénicas son reutilizables con un número mínimo de usos de 150 y su mantenimiento solo requiere en cada ocasión un lavado convencional en agua y jabón.

Por el contrario las quirúrgicas o sanitarias tipo FFP2 tienen un uso limitado en el tiempo de colocación y en el número de veces que se pueden poner, no debiendo superar ocho colocaciones. Por otra parte su manejo una vez usada, es más complicado y de mayor riesgo, puesto que la desinfección se debe hacer mediante calor en horno a una temperatura de 75 grados. Pero esta temperatura debe ser exacta, pues por debajo puede no ser eficaz para la desinfección, y por encima degrada los componentes y se hace ineficaz, y por lo tanto inservible.

3) La manipulación de las mascarillas debe de ser muy cuidadoso, procurando no tocar nunca la superficie externa, lo cual resulta mucho más sencillo en las higiénicas que en las sanitarias por el proceso de desinfección.

4) Obviamente las mascarillas quirúrgicas o sanitarias tipo FFP2 tienen un destino básicamente para ese sector, de ahí que sus características sean fácilmente manejables en ese sector, mientras que las higiénicas están diseñadas para la población general.


Sirvan estos comentarios como una valoración orientativa en caso de duda o desconocimiento de las diferencias y características de unas y otras, manteniendo la eficacia de ambos sistemas como medio de protección, y que la decisión en último extremo es del consumidor.

Leave a Comment